< EMPLEADA DE HOGAR INTERNA Y EXTERNA – ALOJAMIENTO Y MANUTENCIÓN - Cuidamos ® | Cuidado de personas mayores a domicilio
Ayuda a domicilio cuidadores
654 454 254TE LLAMAMOS

EMPLEADA DE HOGAR INTERNA Y EXTERNA – ALOJAMIENTO Y MANUTENCIÓN

Contratar a una empleada de hogar puede ser una gran ayuda para aquellas personas que tienen una vida ocupada o simplemente necesitan ayuda en las tareas del hogar . Sin embargo, elegir entre una empleada de hogar externa o interna puede ser una decisión difícil. En este artículo, analizaremos las diferencias entre ambas opciones para ayudarte a elegir la mejor para ti como alojamiento, manutención, retribución, descanso, cotización a la seguridad social….

Las Empleadas de hogar Externas

Las empleadas de hogar externas son aquellas que realizan sus labores en un horario establecido, normalmente de lunes a viernes, y no pasan la noche en la casa del empleador. Algunas de las ventajas de contratar a una empleada de hogar externa incluyen:

  • La Flexibilidad: Puedes establecer el horario que mejor se adapte a tus necesidades y ajustarlo según sea necesario.
  • El Ahorro de costos: Al no tener que proporcionar alojamiento y manutención, el costo de una empleada de hogar externa puede ser menor que el de una interna.
  • La Privacidad: Al no tener a alguien viviendo en tu casa, puedes mantener tu privacidad y espacio personal.

Sin embargo, también hay algunas desventajas que debes tener en cuenta:

  • La Menor disponibilidad: En caso de necesitar ayuda fuera del horario establecido, no contarás con la ayuda de tu empleada de hogar.
  • El compromiso es menor, ya que al no vivir en la casa, la empleada de hogar externa puede sentir menos compromiso con las tareas del hogar y con la familia.

Las Empleadas de hogar Internas

Las empleadas de hogar internas, por otro lado, viven en la casa de su empleador/a y están disponibles para trabajar por el día y por la noche.  Algunas de las ventajas de contratar a una empleada de hogar interna incluyen:

  • Su Disponibilidad: Al vivir en la casa, la empleada de hogar interna está disponible para ayudar en cualquier momento del día.
  • Su Compromiso: Al vivir en la casa, la empleada de hogar interna puede sentirse más comprometida con las tareas del hogar y con la familia.
  • Ayuda extra: En caso de que necesites ayuda en la noche o durante los fines de semana, contarás con la ayuda de tu empleada de hogar interna.

Algunas desventajas de contratar a una empleada de hogar interna pueden incluir:

  • Falta de privacidad: Al tener a alguien viviendo en tu casa, puede ser difícil mantener tu privacidad y espacio personal.
  • Costo más elevado: Al tener que proporcionar alojamiento y manutención, el costo de una empleada de hogar interna puede ser mayor que el de una externa.

En resumen, tanto las empleadas de hogar externas como internas tienen sus ventajas y desventajas, y la elección depende de las necesidades y preferencias de cada persona. Si necesitas ayuda en horarios específicos y prefieres mantener tu privacidad, una empleada de hogar externa puede ser la mejor opción para ti. Si necesitas ayuda constante y una mayor implicación por parte de la empleada de hogar, una interna puede ser la mejor opción.

Recuerda que contratar a una empleada de hogar es una decisión importante, por lo que es recomendable que antes de tomar una decisión, analices detalladamente tus necesidades, preferencias y presupuesto.

Horarios y días libres de servicio doméstico interno

En el régimen de servicio doméstico interno, es importante tener en cuenta los horarios y días libres para garantizar el descanso adecuado de los trabajadores. Según la ley, un trabajador doméstico interno tiene derecho a un descanso de al menos 12 horas continuas al final de una jornada de trabajo, antes del inicio de la siguiente. Esto significa que, en teoría, deberían trabajar un máximo de 12 horas al día.
Sin embargo, es importante destacar que, en algunas circunstancias, se permite una flexibilidad en las horas diarias de trabajo. Por ejemplo, en situaciones de emergencia o cuando sea necesario realizar tareas urgentes, se podría exceder el tiempo de trabajo establecido. No obstante, esto debe ser compensado con un mayor tiempo libre en los días siguientes.
En cuanto a los días libres, la ley también establece que los trabajadores domésticos internos tienen derecho a disfrutar de al menos un día libre completo a la semana. Es decir, deben contar con un descanso mínimo de 24 horas consecutivas. Sin embargo, en algunos casos, se podría acordar con el empleador tener un día libre cada 15 días, siempre y cuando el trabajador doméstico esté de acuerdo y se le compense con tiempo libre adicional.
En resumen, los horarios y días libres en el servicio doméstico interno están regulados por la ley para garantizar el descanso adecuado de los trabajadores. Si bien existe una flexibilidad en las horas diarias de trabajo, se busca compensar cualquier exceso de tiempo con un mayor tiempo libre posteriormente. Asimismo, se establece un día libre completo a la semana, aunque también existe la posibilidad de acordar un día libre cada 15 días.

Festivos de la empleada de hogar interna

Los festivos de la empleada de hogar interna son días de descanso que se deben respetar debido a la labor que desempeña esta trabajadora en el hogar. La empleada de hogar interna es aquella que vive en la misma vivienda donde trabaja, por lo que su horario laboral se extiende durante toda la semana. Sin embargo, el empleador debe asegurarse de otorgar a esta trabajadora los días festivos correspondientes, de acuerdo a la ley. Estos festivos deberán ser remunerados y la empleada de hogar interna deberá tener derecho a disfrutar de ellos. Durante estos días de descanso, la trabajadora podrá dedicar tiempo a sus propios asuntos personales y descansar del trabajo realizado. Es importante tener en cuenta que los festivos de la empleada de hogar interna no deben confundirse con el tiempo de presencia, que es el periodo en el cual la trabajadora permanece en el hogar aunque no esté realizando tareas específicas. Durante el tiempo de presencia, la empleada de hogar interna puede realizar actividades personales, pero siempre estará disponible para cualquier necesidad que pueda surgir en la casa. En resumen, los festivos son una forma de reconocer el esfuerzo y la dedicación de la empleada de hogar interna, y se deben respetar y proporcionar de manera adecuada.

Jornada de trabajo y tiempos de presencia

La jornada máxima semanal de la empleada del hogar será de cuarenta horas de trabajo efectivo, sin perjuicio de los tiempos de presencia a disposición del empleador/a, que pudieran acordarse entre las partes. 
 
Los tiempos de presencia se refieren al tiempo que la empleada de hogar se encuentra en el domicilio familiar a disposición del empleador/a, pero sin estar realizando ningún trabajo efectivo. Y dichos tiempos son objeto de retribución o compensación en los términos que las partes acuerden, no pudiendo exceder de 20 horas semanales de promedio en un período de un mes, salvo que las partes acuerden su compensación por periodos equivalentes de descanso. Y su retribución será por mínimo la cuantía correspondiente a las horas ordinarias. 
 
También tenemos que tener en cuenta que entre el final de una jornada de trabajo y el inicio de la siguiente deberá mediar un mínimo de doce horas, pudiendo reducirse a diez horas en el caso de que la empleada de hogar interna, compensándose el resto hasta doce horas en períodos de hasta cuatro semanas. 
 

Descansos

La empleada del hogar dispondrá cada día de dos horas libres de descanso, además del tiempo dedicado para las comidas principales que será al menos de dos horas diarias.
 
El descanso semanal será de treinta y seis horas de descanso consecutivas, que como regla general,  comprenderán la tarde del sábado o la mañana del lunes y el domingo completo. 
 

Vacaciones y permisos

Partimos de que las vacaciones deben ser pactadas entre la familia y la empleada de hogar, con una antelación mínima de dos meses antes del disfrute de las mismas.
 
 
La empleada de hogar tiene derecho a treinta días naturales de vacaciones, que podrán fraccionar en dos o más períodos si bien al menos uno de ellos será como mínimo de quince días consecutivos. En defecto de pacto sobre el o los períodos de vacaciones, quince días podrán fijarse por el empleador y el resto ser elegido libremente por la empleada. Estas fechas deberán ser conocidas con dos meses de antelación al inicio de su disfrute. 
 
En Cuidamos Mundi, siempre aconsejamos para evitar confusiones que las vacaciones queden especificadas en un escrito de solicitud de vacaciones por parte de la empleada de hogar, y firmado por ambas partes empleador/a y empleada. 
 
Durante sus vacaciones, la empleada de hogar no está obligada a residir en el domicilio familiar.
 
Hay que tener en cuenta que si la familia para sus vacaciones se desplaza a otra localidad, cambiando de domicilio,  y la empleada de hogar les acompaña, este tiempo no computa como vacaciones para la empleada, sino como tiempo de trabajo.  
 
Y en cuanto a los permisos, la empleada de hogar tiene derecho a cuantos permisos están recogidos en el Estatuto de los Trabajadores y en lo que se refiere a las fiestas tiene derecho tanto a las nacionales como a las locales de la localidad donde se encuentra el domicilio familiar. 

Garantía de Satisfacción y Compromiso

En nuestra empresa nos enorgullecemos de ofrecer un servicio de empleadas de hogar de confianza. Por ello, ofrecemos una garantía de satisfacción que incluye:

  • Reemplazo sin costo de la empleada de hogar en caso de inconformidad o problemas en el desempeño laboral.
  • Seguimiento y soporte continuo durante todo el proceso de contratación y adaptación de la empleada de hogar.

Nuestro compromiso es brindarte la tranquilidad de contar con una empleada de hogar profesional, capacitada y dedicada al cuidado y atención de tus seres queridos.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para conocer más sobre nuestros servicios de empleadas de hogar y cómo podemos ayudarte a encontrar la mejor opción para tu familia. Estamos a tu disposición para brindarte el apoyo y la orientación que necesitas en este importante proceso.

manutención

Desde de Cuidamos Mundi, estamos concienciados con las dificultades a las que se enfrenta aquellas personas mayores o enfermas que necesitan una ayuda en sus domicilios. Nuestras cuidadoras y cuidadores tienen destrezas y la experiencia necesaria para poder atender a tus seres queridos de forma totalmente profesional y realizar un acompañamiento basado en el respeto y la máxima empatía. Además apostamos por una planificación integral centrada en la persona. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, en el 654 45 42 54 estaremos encantados de escuchar tu caso y proponerte el servicio más adecuado a tus necesidades.

Además no dudes en preguntar por nuestro nuevo e innovador servicio CUIDVITAL. Un servicio sociosanitario donde el seguimiento del estado de salud, potenciando la autonomía de la propia persona y la permanencia en su hogar, es la base del propio servicio. Una medición de las constantes vitales, que mostraran un mapa del estado de salud de la persona, y todo desde la comodidad de tu hogar.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?