< EL SINDROME DE DOWN EN LA VEJEZ: Desafíos de salud y cuidados específicos – Cuidamos ® | Cuidado de personas mayores a domicilio

EL SINDROME DE DOWN EN LA VEJEZ: Desafíos de salud y cuidados específicos

#NoSomosUnEstereotipo El síndrome de Down es una condición genética que se produce cuando hay una copia adicional del cromosoma 21. Esta condición es también conocida como trisomía 21, y es la causa más común de discapacidad intelectual en todo el mundo. Aunque el síndrome de Down puede afectar a personas de todas las razas y edades, es más común en niños nacidos de madres mayores de 35 años. La prevalencia del síndrome de Down varía según la población, pero en promedio, uno de cada 700 niños nace con esta condición. Las personas con síndrome de Down tienen una serie de características físicas distintivas, incluyendo ojos almendrados, una nariz pequeña y achatada, un cuello corto y manos y pies pequeños. También pueden tener problemas de salud como problemas cardíacos, problemas de audición y visión, trastornos de la tiroides y problemas gastrointestinales. Además de estos desafíos físicos, las personas con síndrome de Down también pueden tener dificultades en el aprendizaje y el desarrollo, aunque la gravedad de estas dificultades varía ampliamente de una persona a otra. Muchas personas con síndrome de Down tienen habilidades cognitivas y de comunicación sólidas, y pueden aprender a hablar, leer y escribir. Aunque el síndrome de Down puede presentar desafíos únicos, las personas con esta condición también pueden tener vidas felices y productivas. Con el apoyo adecuado, muchas personas con síndrome de Down pueden asistir a la escuela, trabajar y vivir de forma independiente. Hay muchos recursos disponibles para las personas con síndrome de Down y sus familias, incluyendo organizaciones sin fines de lucro que brindan apoyo emocional, educativo y financiero. Además, muchas comunidades tienen programas y servicios específicos para personas con discapacidades intelectuales y sus familias.

¿CÓMO AFECTA EL SINDROME DE DOWN EN LA VEJEZ?

Como ya hemos dicho, el síndrome de Down es una condición genética que se produce cuando hay una copia adicional del cromosoma 21. Aunque esta condición es más común en niños, las personas con síndrome de Down también envejecen y necesitan atención especializada en la vejez. Las personas con síndrome de Down tienen una esperanza de vida más corta que la población general, pero esto ha mejorado significativamente en las últimas décadas debido a avances médicos y tecnológicos. Según algunos estudios, la esperanza de vida promedio para las personas con síndrome de Down ha aumentado de 25 años en la década de 1980 a más de 60 años en la actualidad. A medida que las personas con síndrome de Down envejecen, pueden enfrentar problemas de salud específicos, como enfermedades cardíacas, demencia y problemas de audición y visión. También pueden tener una mayor probabilidad de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Es importante que las personas con síndrome de Down reciban atención médica regular y atención geriátrica adecuada para garantizar que se detecten y traten los problemas de salud a tiempo. Además, las personas mayores con síndrome de Down pueden requerir atención y apoyo personalizado para ayudarlos a mantener su independencia y calidad de vida. Es importante recordar que las personas con síndrome de Down son individuos únicos con habilidades y desafíos únicos, y esto es cierto para todas las edades. Sin embargo, en la vejez, pueden enfrentar desafíos adicionales y requieren un enfoque de atención personalizado y centrado en la persona. Es fundamental que las personas con síndrome de Down reciban atención médica y social integral para garantizar su bienestar a medida que envejecen. Esto incluye acceso a servicios médicos especializados, así como programas de envejecimiento saludable que pueden ayudar a mantener su salud física y cognitiva. En resumen, las personas con síndrome de Down también envejecen y enfrentan desafíos de salud específicos a medida que envejecen. Es importante proporcionar atención médica y social integral para garantizar su bienestar y calidad de vida. Las personas con síndrome de Down merecen el mismo nivel de respeto y atención que cualquier otra persona, sin importar su edad.
Desde de Cuidamos Mundi, estamos concienciados con las dificultades a las que se enfrenta aquellas personas mayores o enfermas que necesitan una ayuda en sus domicilios. Nuestras cuidadoras y cuidadores tienen destrezas y la experiencia necesaria para poder atender a tus seres queridos de forma totalmente profesional y realizar un acompañamiento basado en el respeto y la máxima empatía. Además apostamos por una planificación integral centrada en la persona. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, en el 654 45 42 54 estaremos encantados de escuchar tu caso y proponerte el servicio más adecuado a tus necesidades. Además no dudes en preguntar por nuestro nuevo e innovador servicio CUIDVITAL. Un servicio sociosanitario donde el seguimiento del estado de salud, potenciando la autonomía de la propia persona y la permanencia en su hogar, es la base del propio servicio. Una medición de las constantes vitales, que mostraran un mapa del estado de salud de la persona, y todo desde la comodidad de tu hogar.

Deja un comentario