ENFERMEDAD DE HUNTINGTON, UN GRAN MISTERIO DEL CEREBRO

HUNTINGTON

¿Qué es la enfermedad de Huntington?

La enfermedad de Huntington es una enfermedad cerebral degenerativa. Actúa desgastando las células nerviosas del cerebro. La enfermedad suele aparecer por primera vez entre los 40 y los 50 años y provoca problemas cognitivos, motores y conductuales en los pacientes.

Aunque la causa de la enfermedad se puede identificar incluso antes de que se desarrolle; las pruebas genéticas detectan los genes que la causan. Actualmente no hay forma de prevenir su aparición o el deterioro degenerativo que presentará. Sin embargo, la detección temprana puede conducir a una mejor adaptación a la condición. La enfermedad de Huntington no pudo curarse. Los neurólogos recetarán un método de tratamiento para controlar los síntomas mediante medicamentos.

Síntomas de la enfermedad de Huntington.

Los pacientes sufren una gran variedad de síntomas: rigidez muscular, lentitud de movimientos, trastornos posturales y de equilibrio, dificultad para leer y escribir, tragar, masticar, disartria, problemas de habla y concentración, pérdida de memoria, dificultades de razonamiento y resolución de problemas, trastornos mentales, y aislamiento social.

Causas de la enfermedad de Huntington.

La enfermedad de Huntington es hereditaria. Las personas afectadas pueden portar el gen de la enfermedad pero no saberlo hasta que aparecen los síntomas, a los 40 o 50 años; aunque las pruebas genéticas y neurológicas pueden diagnosticar si tiene el gen de la enfermedad y si lo desarrollará.

Pautas a seguir por parte los cuidadores principales.

A continuación se presentan varias pautas y pasos que deben seguir todos aquellos que cuidan a alguien con la enfermedad de Huntington.

  • Problemas cognitivos. Si se presenta una desorientación frecuente, se recomienda crear y mantener un calendario estructurado de eventos, apoyado por relojes visibles y, en casos extremos, anotando las cosas por su nombre.
  • Problema de memoria. Los miembros de la familia pueden crear un cartel de las cosas que hacen cada día, desarrollar pautas para los lugares donde siempre se dejan las cosas, etiquetarlas, usar un diario para hacer preguntas y escribir soluciones a problemas comunes.
  • Problemas para tragar alimentos. Los bocados y sorbos deben ser pequeños. Necesitamos asegurarnos de que la persona se siente lo más erguida posible. Para ello, podemos utilizar una almohada que nos ayude a evitar que la cabeza se incline hacia atrás. Además, debemos asegurarnos de que la persona trague dos veces con cada bocado o sorbo para eliminar por completo el residuo en la boca. Evita distracciones mientras se alimenta y no dejes que hable si tiene comida en la boca.
  • Respecto a la cocina y la medicina. Utilizaremos salsas, aderezos y condimentos con alimentos secos o sólidos siempre que sea posible. Triture el medicamento y mézclelo con la comida. Si está tosiendo mucho o tiene otros síntomas de dificultad para tragar, dele líquidos espesos como néctar y batidos. En ocasiones, si la gravedad es muy grave, es necesaria la administración intravenosa y el cateterismo, lo que requiere un cuidado especial para evitar posibles infecciones u otras complicaciones.

Desde Cuidamos Mundi, estamos concienciados con las dificultades a las que se enfrentan aquellas personas que padecen la enfermedad de Huntington. Nuestras cuidadores y cuidadores tienen las destrezas y la experiencia necesaria para poder atender a tus seres queridos de forma totalmente profesional y realizar un acompañamiento basado en el respeto y la máxima empatía. Además apostamos por una planificación integral centrada en la persona. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, en el 654 45 42 54 estaremos encantados de escuchar tus caso y proponerte el servicio más adecuado a tus necesidades.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?