Diferencias entre Auxiliar del Servicio de Ayuda a Domicilio y Empleada de Hogar

CUIDADORA DE PERSONAS MAYORES

Cuidamos Mundi | LinkedIn

Una de las preguntas que más nos hacen las personas que acuden a nuestra oficina es la diferencia entre una empleada de hogar y una cuidadora. Y es normal que les resulte difícil discernir entre ambas figuras, por lo que en este blog vamos a explicar, de una manera sencilla, sus diferencias principales:

1. ¿Cuál es la Legislación aplicable?  

Las empleadas de hogar se regulan según lo establecido en el Régimen Especial de Empleadas del Hogar.

Este régimen se reformó con la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre Actualización, Adecuación y Modernización del Sistema de la Seguridad Social, que lo integra parcialmente en el Régimen General de la Seguridad Social. De ese modo se cumplió con el Acuerdo sobre Medidas en Materia de Seguridad Social, del 13 de julio de 2006, que se originó en el Pacto de Toledo, el cual perseguía integrar los regímenes existentes en uno de los dos grandes regímenes, que son el Régimen de Trabajadores por cuenta ajena y el Régimen de Trabajadores por cuenta propia. Posteriormente se aprobó el  Decreto-ley 29/2012 y otras normas sobre esta materia, entre ellos el Real Decreto 1620/2011 que regula el trabajo doméstico.

Las cuidadoras de ayuda a domicilio se regulan según lo establecido por la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, conocida como Ley de Dependencia. Esta ley estableció el marco genérico del funcionamiento de los organismos públicos para con la dependencia, si bien han sido los reales decretos posteriores los que la han completado. Las trabajadoras que se encuentren amparadas por esta ley se denominan
“cuidadoras”.

2. ¿Quién Contrata?

Las empleadas de hogar son contratadas por particulares. Pudiendo ser el empleador el cabeza de familia del hogar familiar o el titular del hogar. Teniendo como obligaciones principales: la formalización del contrato de trabajo, el pago de la nómina mensual, la cotización en la seguridad social, entre otras.

A las empleadas de hogar jamás las puede contratar una empresa, ni tampoco una empresa de trabajo temporal. Lo que sí se admite es la intermediación de una Agencia de Colocación, siempre
que esté autorizada por la Administración competente.

Las cuidadoras de ayuda a domicilio son contratadas por Empresas, acreditadas por los servicios sociales de las comunidades autónomas para prestar el servicio de Ayuda a Domicilio (SAD). Siendo dichas empresas las que tienen la obligación de contar con un seguro de responsabilidad civil, de formalizar el contrato de trabajo, el pago de la nómina, la cotización en la seguridad social, entre otras.

3. ¿Qué formación tienen?

Para ejercer como empleada de hogar no se requiere ninguna formación académica específica. Se entiende que una buena empleada de hogar debe reunir una serie de cualidades y contar con conocimientos para realizar un buen trabajo y mantener una buena relación con el empleador y su familia.

Para ser cuidadora de Ayuda a Domicilio se exige tener un Título acreditador de capacidad de, por lo menos, 600 horas lectivas. Éste puede ser el Título de Técnico en Atención a Personas en Situación de Dependencia, o bien, el equivalente al de Técnico de Atención Sociosanitaria. En definitiva, se exige un nivel de formación reglada y la experiencia necesarias para prestar la asistencia adecuada a la persona que atiende. Y además, debe tener vocación por ayudar, empatía hacia los demás y generar confianza.

4. ¿En qué consiste su trabajo y sus funciones?

El trabajo de una empleada de hogar consiste en la realización de las tareas relacionadas con el ámbito doméstico como son la limpieza del hogar, la cocina, el lavado de la ropa, si bien su trabajo también puede consistir en realizar otras funciones como:

• El cuidado de personas dentro del hogar.
• Las tareas de mantenimiento de la vivienda como la jardinería.
• La conducción del vehículo del empleador.

El trabajo de una cuidadora consiste exclusivamente en atender a una persona que por su edad, enfermedad o algún tipo de discapacidad no puede realizar las tareas de la vida diaria, las denominadas AVD sin ayuda de terceras personas. Siendo sus principales funciones:

• El Cuidado y Atención de la persona a su cargo.
• El Aseo e higiene personal.
• La Administración de la medicación y los tratamientos.
• El Acompañamiento de la persona fuera del domicilio.

En Cuidamos Mundi tenemos una trayectoria de más de 10 años en el sector asistencial y contamos con las acreditaciones de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León como entidad social nº 09.0568E para prestar los servicios de Ayuda a Domicilio y Asistencia Personal, y con la autorización del Ecyl para actuar como Agencia de Colocación número 0800000251, que avalan nuestra profesionalidad en el sector asistencial domiciliario.

Confía en Cuidamos Mundi, y te ayudaremos en el cuidado de tus seres queridos, teniendo la seguridad y la confianza de que, con Cuidamos, tus seres queridos estarán siempre en buenas manos.

SilviA Caballero Basurto - Directora - CUIDAMOS MUNDI SL | LinkedIn

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?